¡GG AZULES ESPORTS!: El bulla se muestra triunfante ante el fénix.

Main photo.

Ha sido un Clausura lleno de emociones. Llegamos a la gran final con dos equipos dignos de un relato épico: la batalla de las aves, el bulla contra el fénix. Azules Esports con un nivel casi incomparable a lo largo del Clausura por su destacado juego temprano agresivo, se enfrentó a Rebirth Esports que si bien tuvo cambios de jugabilidad a lo largo del split, logró destacarse ante el resto y llegó a la última instancia. Rebirth ha llevado un gran peso en sus hombros por tener el título de “llegar a la final pero sacar el segundo puesto”, por lo que debían volver a someterse a ese factor psicológico y demostrar si ésta era la decisiva para que el fénix renazca. Azules por el contrario, era su primer instancia presencial como equipo y debían ver si su jugabilidad era afectada por la falta de experiencia en presenciales. 

El estadio la cúpula explotó con personas de ambos bandos: gritos para el fénix, carteles alentando y pidiendo el Pyke de Feitan, maquillajes decorativos con sus banderas y mucho más del espíritu deportivo. Llegado el momento, los equipos se prepararon para lo que fue su primer enfrentamiento. 

Con una selección de campeones muy poco usual de la mano de Azules, los jugadores trataron de distenderse en lo que fue el primer enfrentamiento. Pyke toplane, Fiddlesticks jungla,     Renekton mid, Cassiopeia y Alistar botlane, fueron estas elecciones que si bien apuntan a su juego temprano agresivo, no demostraba sinergia alguna a materia de composición o toma de objetivos. Por el contrario, Rebirth sacó todos sus confort picks, incluyendo el Varus de Kz, el Nautilus de Choisix y el Gnar de Lkgro. La fortaleza de los bullas se fue afectada por la mala toma de decisiones en el juego temprano, lo que llevó a bajas tempranas en la jungla y rotaciones favorecidas para el fénix. Con un tropezón atrás de otro, Rebirth tomó las riendas del primer partido y se llevó la primer victoria.

Ya en el segundo enfrentamiento los bullas soltaron los miedo y tomaron la primera partida para evaluar a su rival y ver qué podrían encontrarse en frente. Volviendo a sus raíces, seleccionaron confort picks que dieron resultados magistrales a lo largo de todo el Clausura: Aatrox en las manos de Icebox, Jarvan para Koughi, Cassiopeia para Cody, la Sivir de Kreshtdoo y el bestial Thresh de Feitan. Rebirth por su composición no podía ganar el 5v5 o el 1v1, por lo que Lkgro debía splitpushear lo que podía para frenar el avance de oleadas y distraer al rival. La ruptura del juego se provocó cuando Azules forzaba un enfrentamiento con un miembro de Rebirth faltante, teniendo ventaja para las bajas y así ir en conjunto derribando torres en el carril central. Kz por su parte, juguó sus primeras partidas con buenos resultados pero no recibió recursos de su equipo y a la larga fue decayendo sin poder capitalizar la ventaja temprana. De ésta forma, Azules pudo llevarse la segunda batalla, pero con el marcador empatado, la guerra no estaba terminada. 

El tercer partido repitieron la misma estrategia ambos equipos con ligeros cambios, pero la diferencia estuvo en las rotaciones de la jungla: Koughi con su Jarvan jugó incluso más agresivo que la partida anterior con el mismo pick e incluso acorralando a los jugadores de Rebirth entre ambas torretas de su bando. Lkgro, quien había mostrado más proactividad con la presión dividida, en ésta instancia quedó bastante inhibido y no pudo proponer mucho. Kiefer con su Corki llegó a su power-spike de forma tardía y sin poder proponer el daño necesario a su equipo ya que los bullas estaban colapsando en su base. Con otra derrota para Rebirth, la cuarta partida fue decisiva y similar a la tercera: con las garras del buho más afiladas que nunca, Azules se llevó la serie de 5 con 3 victorias.

Un excelente espectáculo de parte de ambos equipos, con el mejor nivel de la liga. Hemos visto crecer a nuestros Bullas de principio a fin, y ahora, desde la cima, se proclama el ave dominante de la Grieta.

¿Qué cambios y sorpresas tendremos en la próxima temporada? 

Hasta la próxima, mis guerreros.